Ozono Life

Fototerapia

La fototerapia es la terapia por medio de la luz. La luz que se puede aplicar puede ser infrarrojos, ultravioleta, láser.

 

Más detalles


$0.00 IVA incluído

Radiación infrarroja

 Se utiliza fundamentalmente como agente termoterápico mediante la cámara de infrarrojos. Ésta no se ve, sólo da calor. Cuando se aplica calor mediante la làmpara hay que colocarla para que aplique la radiación, pero de modo que la persona no esté en posición vertical a la lámpara. Se utiliza, por lo tanto, por su efecto termoterápico.

Láser

Es una luz especial artificial.

LÁSER: Amplificación de luz mediante un proceso de emisión estimulada de radiación.

Se requiere una luz más un compuesto químico (sólido, líquido o gaseoso). La luz estimula al compuesto químico aumentando su energía. Esta energía cae, y es entonces cuando se ve a la luz, saliendo una luz mucho más potente (de un solo color: blanco, rojo, infrarrojo, verde), coherente, con capacidad incluso de cortar tejidos.

 

Helioterapia

La helioterapia utiliza la exposición al sol de manera dosificada. Aunque sea un tópico tan común como antiguo, no es correcta la idea de que "cuanto más sol, mejor salud". Por eso es importante hacer detallar que una helioterapia correctamente practicada exige:

  • Evitar las horas de mayor intensidad solar. Principalmente en los meses de verano, huir de las horas cercanas al mediodía y aprovechar las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde, cuando el sol no es tan intenso.
  • Comenzar la exposición al sol progresivamente. En un principio, no más de 15 minutos y aumentando paulatinamente el tiempo de exposición a medida que la piel se vaya cubriendo del color moreno, que es su protección natural ante los rayos ultravioleta.
  • Ser especialmente cautos y precavidos con los niños. A ellos les gusta jugar al sol y fácilmente pueden recibir una dosis excesiva de luz, muy superior a la que necesitan y les conviene. La piel de los niños es especialmente vulnerable, por lo que los tiempos de exposición deben ser menores que para los adultos.
  • El baño de sol nunca debe dejar sensación de cansancio, sino que deben ser estimulantes y no agotadores. Por ello, si se nota cansancio al finalizar el baño solar, es signo de que la dosis de helioterapia ha sido excesiva.
  • Protegerse. La cabeza deberá ir siempre cubierta y los ojos protegidos con gafas de sol. Ésta es una norma sumamente importante.

Carrito  

(vacío)

Novedades

no hay nuevos productos en este momento

Promociones especiales

No hay promociones especiales en este momento